81 CONECTORES GRAMATICALES. REDACTA BIEN



Interesante infografía sobre “81 Conectores Gramaticales – Herramientas para Redactar Bien”. Intenta usarlos en tus redacciones.


Leer más...

Vídeo CATEGORÍAS GRAMATICALES

Aquí tenéis un vídeo sobre las categorías gramaticales creado por vuestro compañero Paco Miralles. ¡Buen trabajo!

Leer más...

1A ESO. DEBATE SOBRE LAS REDES SOCIALES


Los alumnos de 1ºA de Educación Secundaria realizan un debate en clase de Lengua Castellana y Literatura sobre las redes sociales. 

Leer más...

ORTOGRAFÍA: REGLAS DE ACENTUACIÓN


Diferenciar las palabras agudas, llanas y esdrújulas es el objetivo principal de este site, que brinda diferentes actividades para que el alumnado ponga a prueba sus conocimientos. Se ha incluido un acertijo, un ejercicio en el que hay que colocar la tilde en la sílaba correcta, otro que incluye un texto mal acentuado que hay que corregir…


Leer más...

PALABRA CORRECTA



Esta aplicación gratuita para iOS y Android permite que los alumnos jueguen de modo individual o reten a sus compañeros con la opción de multijugador poniedno a prueba sus conocimiento de ortografía.  
Además, Palabra Correcta cuenta con varias modalidades de juego independientes, cada una enfocada a una competencia lingüística diferente: gramática (genera una serie de frases con un espacio en blanco. Los alumnos deben elegir la palabra adecuada para cada caso), diccionario (ofrece una definición y una lista de palabras entre las que el alumnos deberá elegir la correspondiente), sinónimos y antónimos (muestra una palabra guía y una serie de opciones entre las que se debe elegir la palabra correcta), trivial (conocimiento y cultural general).
Palabra correcta es la aplicación ideal para aprender jugando.


Leer más...

LA TABLA PERIÓDICA DE LA ORTOGRAFÍA


Si te sabes todos los elementos de esta tabla periódica, se puede decir que eres un experto en ortografía. Y ahora puedes encontrar mucha más información sobre cada elemento de la tabla periódica de la ortografía en SúperSpelling. 
Leer más...

MAYÚSCULAS EN TÉRMINOS HISTÓRICAS


A pesar de las veces que lo he repasado, sigo dudando entre mayúscula o minúscula en algunos casos. Por eso publico esta entrada, para recurrir a ella cuando lo necesite. Sintetizo en esta entrada algunas normas sobre las mayúsculas de uso corriente en materias como la historia, la geografía, la economía o el arte. Al final están las fuentes de información que he empleado.
  • Los nombres de los periodos históricos en que se dividen tanto la prehistoria como la historia, en mayúscula: el Neolítico, la Edad de Piedra, la Antigüedad, el Medievo, la Baja Edad Media,  la Edad de los Metales, la Antigüedad, Antigua Grecia, la Edad Media, la Hégira, el Cisma de Occidente, la Contrarreforma, el Renacimiento, Antiguo Régimen.
    • Pero no los grandes periodos llamados  prehistoria o historia.  Tampoco el adjetivo si va detrás: Edad Media tardía, Grecia antigua, Paleolítico superior, pero sí si va delante Baja Edad Media. 
  • Los nombres de las divisiones geológicas y paleontológicas, pero no los adjetivos que los acompañan: el Precámbrico, el Mioceno, el Jurásico superior. 
    • Pero no si el periodo se designa mediante un sustantivo genérico (era, periodo) seguido de un adjetivo, escriben con minúscula ambos componentes: la era cenozoica, el periodo carbonífero.
  • Acontecimientos históricos relevantes que también pueden considerarse un periodo en mayúscula,  el Renacimiento, la Semana Trágica, la Gran Depresión, la Transición, etc.  
    • Pero no los acontecimientos históricos puntuales, en ese caso se siguen el resto de reglas: el descubrimiento de América, la caída del Imperio romano, el motín de Esquilache, el desembarco de Normandía, la conferencia de Yalta, la batalla de San Quintín.
  • Los términos Imperio Revolución, se escriben en mayúscula, también el sustantivo o adjetivo que les acompañe "Revolución de los Claveles, Revolución Industrial, Revolución de Octubre"  
      • Pero no la nacionalidad, Revolución Cultural china, Imperio romano, Imperio otomano, Revolución francesa, 
    • La palabra guerra / guerra civil se escriben en minúscula, menos Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial, pero la siguiente, la parte especifica, en mayúscula, la guerra de la Independencia, la guerra del Opio, la guerra de los Cien Años. 
      • Pero no la nacionalidad, por eso guerra civil española, pero Guerra Civil si se refiere a la guerra civil española como guerra civil por antonomasia
    • En mayúscula los nombres que designan familias o dinastías: los Austrias, los Borbones.  
      • Pero no las dinastías que se designan mediante un patronímico o fundador de la dinastía: los nazaríes (de Názar), un rey sasánida (de Sasán) 
      • Pero no cuando se utilizan como adjetivos: los reyes borbones, los califas omeyas 
      • Pero no las palabras dinastía, califato, clan, que van en minúscula. el califato omeya. la dinastía abasí, etc. 
    • Los nombres propios de deidades y seres religioso, mitológicos o de fábula: Alá, Jehová, Odín, Júpiter, Dios (refiriéndose al bíblico) el Espíritu Santo.  
      • Pero no los sustantivos comunes que distinguen las distintas clases de estos seres: dioses, una sirena, las musas, las ninfas.
    • La primera palabra de los nombres latinos de especies y subespecies animales y plantas usados en la nomenclatura científica. Se escriben, además, en cursiva: Homo sapiens, 
    • Los apodos, alias, sobrenombres y seudónimos, pero no los artículos que los acompañen: Ernesto «Che» Guevara; el Greco; la Dama de Hierro, Isabel la Católica.
    • Los nombres de los libros sagrados y sus designaciones antonomásticas: la Biblia, el Corán, el Avesta, el Talmud, la(s) Sagrada(s) Escritura(s). También los nombres de los libros de la Biblia: Génesis, Levítico, Libro de los Reyes, Hechos de los Apóstoles
    • La primera palabra del título de cualquier obra de creación (libros, películas, cuadros, esculturas, piezas musicales, programas de radio o televisión, etc.); el resto de las palabras que lo componen, salvo que se trate de nombres propios, deben escribirse con minúscula: Últimas tardes con Teresa, La vida es sueño, La lección de anatomía, El galo moribundo, Las cuatro estaciones, Las mañanas de la radio, Informe semanal. En el caso de los títulos abreviados con que se conocen comúnmente determinados textos literarios, el artículo que los acompaña debe escribirse con minúscula: el Quijote, el Lazarillo, la Celestina.

Leer más...

REGLAS DE ACENTUACIÓN


La confusión a la hora de acentuar las palabras es un error muy común, incluso en adultos. Para evitar que nuestros alumnos adquieran malos hábitos a la hora de acentuar, os hemos preparado este post donde explicamos de manera sencilla las reglas de acentuación y os damos una serie de consejos para que mejoréis vuestra ortografía.






Leer más...

LA IMPORTANCIA DE LA ACENTUACIÓN



Escribir bien es una habilidad que nos permite unir de forma correcta las oraciones que forman nuestros párrafos, y eventualmente, textos; y que debemos inculcarla a nuestros alumnos para que sea más fácil su uso en el futuro.
Aquí te presentamos algunas reglas básicas sobre cuando acentuar con tilde las palabras que usas comúnmente y las que no.
¿Qué es el acento? El acento es la intensidad de la voz para destacar una sílaba respecto a las demás en una palabra. Algunas palabras llevan un tilde identificando el acento ortográfico.
Es importante destacar que todas las palabras llevan acento pero no todas llevan tilde y existen reglas para determinar en qué sílaba va el acento ortográfico (tilde).
Los cuatro tipos de palabras que determinan la acentuación son:
  • Agudas
  • Graves
  • Esdrújulas
  • Sobresdrújulas

Palabras agudas
Las palabras agudas son las que llevan acento, es decir la intensidad de la voz, en la última sílaba, sin embargo no todas las palabras agudas llevan acento ortográfico o tilde.
1. Las palabras agudas llevan tilde si terminan en vocal:Perú – sofá – café – rubí – menú – marroquí – bebé.
2. Las palabras agudas llevan tilde si terminan en N o S:también – algún – jamás – según – sillón – además – organización – capitán – alemán – anís.
3. Hay palabras agudas que tienen tilde a pesar de NO terminar en vocal, N o S. Esto es por la ruptura del diptongo:
Raúl, baúl, raíz, maíz
Ejemplos de palabras agudas CON tilde:Perú – acción – sofá – café – organización – vudú – capitán – rubí – francés – sillón – camarón – país.
Ejemplos de palabras agudas SIN tilde:amor – cantidad – papel – reloj – capaz – pared – estoy – avestruz – virtud – fatal – contador.
Las palabras agudas también se llaman oxítonas.
Palabras Graves o llanas
Las palabras graves son la que llevan la intensidad de la voz en la penúltima sílaba. Es importante mencionar, que así como las palabras agudas, no todas la palabras graves llevan acento ortográfico (tilde).
1. Las palabras graves NO llevan tilde si terminan en VOCAL o en N o S:
Ejemplos de palabras graves CON tilde:árbol – cárcel – ángel – difícil – túnel – azúcar – lápiz – césped – fácil – útil – carácter – débil.
Ejemplos de palabras graves SIN tilde:problema – adulto – martes – zapatos – volumen – pesca – amazonas – tasa – piso – corazones*.
*La palabra corazón lleva acento cuando es singular porque la intensidad de la voz está en la última sílaba y termina en N. Pero cuando se convierte en plural, la intensidad de la voz pasa a la penúltima sílaba y como termina en S, ya no lleva tilde.
Palabras graves y el diptongo IA
Existen ciertas palabras graves que se acentúan a pesar de terminar en vocal, rompiendo de esta forma el diptongo (ia).
María – antropología – biología – oftalmología.
Las palabras graves (o palabras llanas) también se llaman paroxítonas.
Palabras esdrújulas
Las palabras esdrújulas son las que llevan la intensidad de la voz en la antepenúltima sílaba. Todas las palabras esdrújulas llevan acento ortográfico (tilde).
Ejemplos de palabras esdrújulas:
América – Bélgica – Sudáfrica – música – miércoles – máquina – gramática – económico – pájaro – séptimo – cuídate – brújula – hígado – ejército – características – cállate – dámelo – fósforo – cáscara – cerámica – oxígeno – didáctico – válido.
Las palabras esdrújulas también se llaman proparoxítonas.
Palabras sobresdrújulas
Las palabras sobresdrújulas son las que llevan la intensidad de la voz en la sílaba anterior a la antepenúltima sílaba. Al igual que las esdrújulas, todas llevan tilde.
Estas palabras sobresdrújulas que llevan tilde generalmente son verbos que van unidos a los complementos indirecto y directo o son adverbios.
Ejemplos de palabras sobresdrújulas:
cuéntamelo – devuélveselo – éticamente – fácilmente – explícaselo – rápidamente – juégatela – últimamente – véndemelo – repíteselo – frívolamente – ágilmente – ábremelo – dígaselo – cálidamente – difícilmente – dibújamelo – dócilmente – gánatela.
Adverbios que terminan en -MENTE
De acuerdo a lo que dice la RAE, si el adjetivo lleva tilde, el adverbio conserva la tilde. Pero en caso contrario, si el adjetivo no lleva tilde el adverbio tampoco.
Ejemplo de adjetivo CON tilde -> Adverbio CON tilde
Difícil – DifícilmenteFácil – FácilmenteCortés – Cortésmente
Ejemplo de adjetivo SIN tilde -> Adverbio SIN tilde
Constante – ConstantementeTonto – Tontamente
Así que ya sabes las reglas básicas de la acentuación, ¡practícalo cuando escribas para que no se te olvide!
Leer más...

HERRAMIENTAS TIC PARA MEJORAR LA ORTOGRAFÍA


El aprendizaje de las reglas ortográficas forma parte de la asignatura de lengua y literatura, pero resulta esencial para cualquier materia y para el desempeño de nuestros alumnos en su vida cotidiana. La ortografía puede trabajarse a través de multitud de temas y actividades y, con las TIC, resulta mucho más atractiva. Con las siguientes herramientas puedes mejorar este aspecto de manera divertida e interactiva.
RECURSOS ORTOGRÁFICOS ONLINE
  • Ejercicios de ortografía. Sencillo y eficaz minisite con actividades identificadas por letras y acceso al diccionario online de la RAE. Incluye una guía del alumno con más información sobre su funcionamiento.
  • Ortografía interactiva. Completa web con todo tipo de ejercicios tanto interactivos como imprimibles organizados por temas según el aspecto que se quiera trabajar.
  • Reglas de ortografía. Listado de más de 500 actividades clasificadas por niveles para repasar todo tipo de cuestiones relacionadas con la ortografía.
  • ¿Cómo dice que dijo?. Juego online disponible también como app de Android e iOS. Propone frases que hay que completar con la palabra que tiene la ortografía correcta.
Leer más...

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA


El Diccionario de la lengua española es la obra lexicográfica académica por excelencia.

El diccionario académico tiene desde 2001 una versión de consulta electrónica gratuita. La versión en línea de la 23.ª edición, disponible desde el 21 de octubre de 2015 gracias al apoyo de Obra Social "la Caixa", amplía las posibilidades de búsqueda y permite la navegación dentro del Diccionario.


El repertorio empieza en 1780, con la aparición —en un solo tomo para facilitar su consulta— de una nueva versión, ya sin citas de autores, del primer diccionario de la institución, el llamado Diccionario de autoridades (1726-1739). El de 1780 fue, por tanto, el precedente de la serie de diccionarios usuales que llega hasta hoy.

Desde entonces, se han publicado veintitrés ediciones de la obra, convertida, a través del tiempo, en el diccionario de referencia y consulta del español. La más reciente, la 23.ª, ha salido de imprenta en octubre de 2014.

El Diccionario de la lengua española es el resultado de la colaboración de todas las academias, cuyo propósito es recoger el léxico general utilizado en España y en los países hispánicos. Se dirige, fundamentalmente, a hablantes cuya lengua materna es el español, quienes encontrarán en él recursos suficientes para descifrar textos escritos y orales.

El 17 de octubre de 2014 la Academia hizo entrega del primer ejemplar de la vigesimotercera edición al rey de España Felipe VI, en un acto institucional celebrado en el salón de actos de la RAE con la presencia de los directores de las academias americanas.
Leer más...

ORTOGRAFÍA INTERACTIVA

 

Trabajar la ortografía es más importante de lo que parece: el hecho de que una palabra se escriba de una manera o de otra siempre tiene una explicación. Saber escribir bien y con corrección es una forma de respetar no solo nuestra lengua, sino la historia de cada palabra y el 'viaje en el tiempo' que ha tenido que hacer hasta ahora. En el siguiente enlace podéis encontrar ejercicios interactivos para trabajar distintos aspectos ortográficos (letras, tildes o signos de puntuación) de manera eficaz.

Leer más...

¿HABÍA O HABÍAN?



Entre los hispanohablantes, es muy común oír o leer frases como las siguientes:
  • Habían muchas personas en la fiesta.
  • Van a haber problemas.
Se trata de un error frecuente que consiste en poner el verbo “haber” en plural para que concuerde con el complemento que lo acompaña: “muchas personas”, en el primer ejemplo, y “problemas”, en el segundo.
En estos casos, las formas correctas son:
  • Había muchas personas en la fiesta.
  • Va a haber problemas.
Es decir, el verbo haber en este tipo de construcciones se debe conjugar siempre en la tercera persona del singular sin importar que el complemento esté en plural.

“Haber + sustantivo”: forma impersonal

En español, la construcción “haber + sustantivo” ─utilizada para expresar la existencia de algo─ es impersonal. Todas las construcciones impersonales son invariables. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que no tienen sujeto y, por eso, hay que conjugarlas siempre en la tercera persona del singular.
Cuando decimos “Había muchas personas en la fiesta”, muchas personas no es el sujeto de había sino su complemento directo. La prueba de lo anterior está en que, si prolongáramos la idea, no diríamos “Ellas habían en todos los rincones” sino “Las había en todos los rincones”. Del mismo modo, después de “Va a haber problemas”, añadiríamos “Los va a haber muy pronto” y no “Ellos van a haber muy pronto”.

¿De dónde viene la confusión?

La gente confunde a menudo el uso de la construcción “haber + sustantivo” con el de otros verbos de significado similar tales como estar, existir y ocurrir. Estos verbos, que no son impersonales, sí tienen que concordar con el sujeto mientras que “haber + sustantivo” no. Unos cuantos ejemplos bastan para ilustrar este punto:
  • “Algunos libros estaban en el suelo” (correcto). “Habían algunos libros en el suelo” (incorrecto).
  • “Existían muchas evidencias” (correcto). “Habían muchas evidencias” (incorrecto).
  • “Ocurrían bastantes crímenes en ese barrio” (correcto). “Habían bastantes crímenes en ese barrio” (incorrecto).

Algunos ejemplos

Recuerda entonces que, cuando uses la construcción “haber + sustantivo”, debes conjugar siempre el verbo haber en la tercera persona del singular. A continuación aparece una lista que te permitirá comparar el uso incorrecto y el correcto de “haber + sustantivo” en varios tiempos verbales y construcciones gramaticales:
  • “Hubieron muchos problemas” (incorrecto). “Hubo muchos problemas” (correcto).
  • “Habían muchos problemas” (incorrecto). “Había muchos problemas” (correcto).
  • “Habían habido muchos problemas” (incorrecto). “Había habido muchos problemas” (correcto).
  • “Han habido muchos problemas” (incorrecto). “Ha habido muchos problemas” (correcto).
  • “Van a haber muchos problemas” (incorrecto). “Va a haber muchos problemas” (correcto).
  • “Habrán muchos problemas” (incorrecto). “Habrá muchos problemas” (correcto).
  • “Pueden haber muchos problemas” (incorrecto). “Puede haber muchos problemas” (correcto).
  • “Suelen haber muchos problemas” (incorrecto). “Suele haber muchos problemas” (correcto).
  • “No creo que hayan muchos problemas” (incorrecto). “No creo que haya muchos problemas” (correcto).
Leer más...